Desarrollo sostenible ?>

Desarrollo sostenible

A pesar de las grandes devastaciones que nuestro planeta ha sufrido por las guerras, las matanzas indiscriminadas de especies animales y la aniquilación de especies vegetales, el ser humano no tomó consciencia de sus actos hasta hace relativamente poco tiempo.

Concretamente a partir de la década de 1980, con diversos estudios de comisiones mundiales de medio ambiente se llegó a analizar las acciones del hombre y las repercusiones sobre la naturaleza, con una rápida pérdida de la biodiversidad.

En una Asamblea de las Naciones Unidas en 1983 se definieron los términos desarrollo sostenible, perdurable o sustentable, aplicable al desarrollo económico y social de los estados miembros y del resto de los gobiernos del mundo.

Desarrollo sostenible es satisfacer las necesidades de las generaciones presentes sin comprometer las posibilidades de las generaciones del futuro para atender sus propias necesidades.

El desarrollo sostenible se puede dividir en tres partes, lo ecológico, lo económico y lo social, pero todo esta relacionado y es muy difícil separar cada área.

El ser humano tiene determinadas necesidades, desde alimentación hasta refugio y necesita de determinado medios para lograrlos.

Si está inmerso en un sistema de pobreza, se pueden suceder acciones de gran peso ecológico, por ejemplo la pesca o la agricultura intensiva, pero necesarios para su supervivencia.

El bienestar social dependerá de los medios técnicos para su desarrollo. Si se mejoran las tecnologías para cubrir las necesidades humanas de forma eficiente, se puede lograr que el medio ambiente se recupere al mismo ritmo que es afectado por la actividad humana.

 

Cuidado del medio ambiente

La Declaración Universal de los Derechos Humanos proclamó en el año 1948 una serie de artículos que hablan sobre las libertades y derechos del hombre. Esta declaración deberían actualizarse, para incluir entre otros, el derecho de vivir en un ambiente sano y equilibrado ecológicamente.

El hombre debería luchar para que el aprovechamiento de los recursos naturales no lleve a provocar daños irreparables en la misma.

Muchas veces los gobiernos en su carrera hacia un progreso económico y social que redunde en beneficios para el pueblo, no consideran el ciclo de recuperación de la naturaleza, no garantizan el progreso sostenido en armonía con la conservación del medio ambiente, el llamado desarrollo sustentable o sostenido.

El desarrollo sustentable está orientado a satisfacer las necesidades del presente, pero comprometido con la satisfacción de las necesidades de las futuras generaciones.

Para que este tipo de desarrollo se pueda lograr, es necesario una serie de condiciones:

  • crecimiento suficiente para cubrir las necesidades básicas: alimentación, vivienda, salud, educación, realización laboral y desarrollo personal.
  • políticas para erradicar la pobreza y planificación familiar.
  • leyes que detengan el proceso de agotamiento de las energías no renovables y penalicen el uso irracional de las mismas, promoción del reciclaje y reemplazo de los recursos no renovables por energías renovables.
  • El desarrollo sostenible requiere la cooperación de todos los países y que se realicen intercambios científicos y técnicos.
  • Cada gobierno debería controlar estrictamente:
  • el manejo de los bosques, la protección de los suelos y reforestación.
  • la reducción de las emisiones contaminantes de la atmósfera.
  • La protección de océanos y áreas costeras y la pesca excesiva.

Junto con las tareas que deben cumplir los gobiernos para proteger el planeta y conservarlo  para las generaciones futuras, están nuestros deberes como integrantes de una especie que habita en un planeta muy castigado por los excesos que se han cometido.

Adoptar hábitos sencillos como el ahorro de energía en nuestro hogar, disminuir la cantidad de basura sin clasificar y defender a la naturaleza es tarea de todos.